Inicio  / Noticias

Noticias

( 2014.07.22 )

Investigadores británicos e indios dijeron que la vacuna antipoliomielítica inactivada (IPV), que se da mediante una inyección, podría dar una mejor y más larga protección si se pone junto a la más común vacuna antipoliomielítica oral (OPV).

Los brotes graves de polio en Asia, África y Europa durante los últimos diez años obstaculizaron los esfuerzos para erradicar la enfermedad, causada por un virus que se replica en el intestino y que puede transmitirse a través del contacto con heces infectadas.

La polio invade el sistema nervioso central y puede causar parálisis irreversible en horas. La alerta de la Organización Mundial de la Salud es que siempre que haya un niño infectado con la polio, los chicos de cualquier parte están en riesgo.

La mayoría de las campañas de vacunación, incluidas las de emergencia que comenzaron el año pasado cubriendo a 20 millones de niños en Siria y los países vecinos, usan dosis múltiples de OPV para aumentar la inmunidad entre la población de riesgo.

 

Fuente : Mirada Profesional  

( 2014-07-14 )

Unos investigadores informan que un nuevo análisis de sangre podría ayudar a los médicos a hallar el cáncer de páncreas en una etapa más temprana, lo que podría mejorar las probabilidades de supervivencia del paciente.

Un conjunto de cuatro marcadores en la sangre identificaron los casos de cáncer de páncreas nueve de cada diez veces, diferenciando los tumores de otras enfermedades, como la pancreatitis crónica o los quistes de páncreas.

El análisis sanguíneo resultará particularmente útil para descartar los casos sospechados de cáncer de páncreas, evitando que esos pacientes se sometan a procedimientos de detección extremadamente invasivos, apuntó el autor del estudio, el Dr. Ayumu Taguchi, profesor asistente del Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas, en Houston.

El cáncer de páncreas es difícil de detectar temprano porque no provoca síntomas de inmediato, y cuando los síntomas aparecen, con frecuencia son poco claros y leves.

( 2014.07.11 )

'¿Pero cómo van a salir bien los resultados del análisis con el mal cuerpo que tengo yo en ayunas?', se preguntaba estos días un trabajador inmerso en el reconocimiento médico de su empresa. Como él, muchas personas se preguntan por qué es necesario acudir en ayunas a hacerse los análisis de sangre, qué sentido tiene ese pequeño 'sacrificio' matutino.

 

El doctor Antonio Buño, jefe del servicio de Análisis Clínicos del Hospital La Paz de Madrid, explica a ELMUNDO.es que el ayuno para tomar la muestra de sangre tiene dos explicaciones. La primera de ella es fisiológica: algunos parámetros de la analítica (como el colesterol o la glucosa, las transaminasas, la calcitonina...) cambian después de ingerir alimentos.

Como explican desde los laboratorios de análisis clínicos de la Cruz Roja en Madrid, el ayuno de ocho horas pretende medir los niveles de ciertas sustancias sin las interferencias que provoca la ingesta de alimentos. La glucosa o los lípidos (colesterol o triglicéridos) son algunos de los parámetros que pueden variar después de comer, y como recuerda el doctor Buño la glucosa es el parámetro que con más frecuencia se suele analizar en los laboratorios.

"Sólo por eso ya estaría justificado", indica el doctor Buño, pero existe una segunda razón que tiene que ver con las tecnología utilizada para analizar la sangre. Cuando no estamos en ayunas, por la sangre circulan ciertas sustancias que hacen que la muestra esté más turbia y eso puede interferir en los equipos, que están pensados para analizar sangre 'limpia'.

Cada fabricante indica en el 'prospecto' de las máquinas los requisitos de la muestra a analizar y, como añade Buño, cada vez existen más ayudas técnicas que permiten detectar la calidad de la muestra y "emiten ciertas alertas que ayudan a la hora de interpretar los resultados". Sin embargo, sigue siendo importante analizar la mejor muestra posible para obtener los resultados más fiables.

Además, coinciden los expertos, los parámetros de normalidad de los análisis (esas cifras que habitualmente aparecen entre paréntesis en los resultados que nos entrega el médico) están estandarizados a partir de esas condiciones 'ideales', es decir, en población sana en ayunas.

Por eso, insisten desde Cruz Roja, aunque el ayuno no influye en otras cuestiones (como el grupo sanguíneo o los anticuerpos de enfermedades infecciosas como el VIH), "en general la muestra en ayunas está más limpia". De hecho, bromea, si alguien se acabase de comer algún alimento grasiento, esos lípidos pueden verse en el plasma de la sangre, que adquiere una tonalidad amarillenta y una textura más viscosa.

Los únicos que se libran del ayuno obligatorio, añade Buño, son los niños pequeños, especialmente los lactantes, que no pueden permanecer en ayunas esas ocho horas. "De hecho hasta se recomienda que los más pequeños acudan con la toma [de leche materna] porque están más tranquilos".

 

Fuente: Elmundo. 

( 2014.07.08 )

"A partir de ahora será posible, gracias a esta nueva forma, hacer un diagnóstico más seguro y más precoz", declaró el profesor de neurología e investigador francés Bruno Dubois que coordinó el estudio publicado en la revista británica médica "The Lancet Neurology".
Tras nueve años de trabajo, los investigadores han definido y validado nuevos criterios para diagnosticar esta enfermedad neurodegenerativa en plena expansión.

Afecta a unos 40 millones de personas en el mundo y se prevé que para 2050 el número de enfermos se habrá triplicado. La patología empieza generalmente con trastornos de memoria, seguidos por problemas de orientación en el espacio y en el tiempo, trastornos de comportamiento y pérdida de autonomía.

Pero estos síntomas no son específicos solo del Alzheimer y la enfermedad "no se podía diagnosticar hasta ahora de manera segura en un estadio precoz", dice el profesor Dubois.

Era necesario, generalmente, esperar a que la enfermedad evolucionase hacia la demencia o que el enfermo muriera para poder examinar las lesiones que había en su cerebro.

( 2014.07.03 )

El mosquito ("Aedes aegypti" y "Aedes albopictus") transmisor del dengue, es el mismo que puede transmitir el virus chikungunya, o mejor conocido como el "virus que te dobla del dolor".

La presencia de este nuevo virus de origen africano, se da a conocer cuando en México ha iniciado la temporada de lluvias, época en que los casos por dengue se elevan en el país. Incluso, se prevé que en este año podrían alcanzarse más de 65 mil casos.

Expertos en el tema han advertido que lo grave en dengue no es el número de casos, sino el impacto a la salud que provoca esta enfermedad, la cual puede causar la muerte de una persona y afectar los servicios de salud.

Tanto el dengue y chikungunya originan los mismos síntomas en la persona, salvo que el 2° se puede distinguir por dolores muy fuertes en articulaciones, principalmente en manos y pies, que llegan a tener secuelas por meses, incluso años.

En ambos padecimientos, según con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Atlanta, EU, no hay vacunas, ni tratamientos virales.

Autoridades de salud han recomendado a la población, usar repelente de insectos y no tener objetos llenos de agua, para evitar criaderos de mosquitos transmisores.

Fuente:   entornointeligente